GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ vs JOHNNY WELCH – LA MARIONETA (cuentos) ESP

.

..

Gabriel García Márquez

vs

Johnny Welch

 

La marioneta

(cuentos)

 

 

 

El cuento: “La Marioneta” fue inicialmente atribuido erróneamente al escritor del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez. En realidad, la historia fue escrita por Johnny Welch, y ya había sido publicada unos años antes (ver la historia de esta historia, a continuación, después de la historia). A pesar de tener notoriedad a través de un engaño, vale la pena leer esta historia corta, porque te invita a reflexionar…

 

 

 

La marioneta

 

 

 

Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo

y me regalara un trozo de vida,

posiblemente no diría todo lo que pienso,

pero en definitiva pensaría todo lo que digo.

 

Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan.

Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos,

perdemos sesenta segundos de luz.

 

Andaría cuando los demás se detienen, Despertaría cuando los demás duermen.

Escucharía cuando los demás hablan, y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate.

 

Si Dios me obsequiara un trozo de vida,

Vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol, dejando descubierto,

no solamente mi cuerpo sino mi alma.

 

 

Dios mío, si yo tuviera un corazón,

escribiría mi odio sobre hielo, y esperaría a que saliera el sol.

 

Pintaría con un sueño de Van Gogh sobre las estrellas un poema de Benedetti,

y una canción de Serrat sería la serenata que les ofrecería a la luna.

Regaría con lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalo.

 

Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida…

No dejaría pasar un solo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero.

Convencería a cada mujer u hombre de que son mis favoritos y viviría enamorado del amor.

 

A los hombres les probaría cuán equivocados están, al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen,

sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse.

A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar.

A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez sino con el olvido.

 

Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres

He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña,

Sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada.

 

 

He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño,

por vez primera, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre.

 

 

He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo,

cuando ha de ayudarle a levantarse.

 

Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes,

pero realmente de mucho no habrán de servir,

porque cuando me guarden dentro de esa maleta,

infelizmente me estaré muriendo.

..

.

Johnny Welch (No Gabriel García Márquez) La marioneta

 

 

 

La historia de esta historia

 

 

Durante el verano de 1999, Gabriel García Márquez, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1982 y autor de clásicos de la literatura mundial como “Cien años de soledad”, fue tratado por cáncer linfático. A raíz de esto, hubo rumores persistentes sobre su falta de salud.

El 29 de mayo de 2000, estos rumores parecieron confirmarse cuando un poema firmado por Gabriel García Márquez apareció en el periódico peruano La República. El poema fue titulado “La Marioneta” y fue referido como un poema de despedida que Gabriel García Márquez había escrito y enviado a sus amigos más cercanos debido a su empeoramiento de las condiciones.

Sin embargo, pronto quedó claro que las condiciones de Gabriel García Márquez no habían empeorado recientemente y que no había escrito el poema que se le había acreditado.

El poema resultó ser obra de un oscuro ventrílocuo mexicano llamado Johnny Welch.

Johnny Welch había escrito el poema para su marioneta “Mofles”, pero de alguna manera su nombre había sido reemplazado por el nombre del autor ganador del Premio Nobel.

Johnny Welch es un comic, imitador y ventrílocuo, a pesar del nombre, es mexicano. Johnny Welch había escrito la historia del poema en 1996 y ya la había publicado con el título: “Si tuviera vida“, en su libro: “Lo que la vida me ha enseñado“. La historia de la poesía ya había sido leída públicamente en la televisión chilena y en la televisión mexicana, precisamente acompañando las actuaciones de una muñeca de trapo.

Johnny Welch jura que no fue él quien puso la poesía en circulación en Internet a nombre de Gabriel García Márquez y no sabía quién podría hacerlo.

 

 

 

Gabriel García Márquez

Todos los trabajos

 

aquí

 

 

 

Gabriel García Márquez

Bibliografía

 

aquí

 

 

 

www.yeyebook.com

 

Sharing culture!

También te podría gustar...